2019, EL AÑO PARA COMPRAR VIVIENDA NUEVA EN COLOMBIA

Está claro que comprar vivienda es la mejor decisión financiera que podemos tomar, no solo porque nos permite incrementar nuestro patrimonio sino porque es la opción más segura y rentable tanto en el mediano como en el largo plazo, históricamente en nuestro país la principal característica de la propiedad raíz es su valorización en el tiempo y con ello, el aumento de la rentabilidad percibida por renta o por venta del inmueble.

Lo cierto es que más allá de los temas económicos, invertir en vivienda nos proporciona seguridad, confianza, estabilidad y tranquilidad; lo que nos permite enfocarnos en las demás metas que hayamos establecido en nuestro proyecto de vida, entonces ¿Por qué el 2019 es un buen año para comprar vivienda nueva? Dilatar la compra de vivienda en el tiempo tiene costos extras en relación con esta variable, el tema de valorización en las principales ciudades de nuestro país va en ascenso, el valor de la tierra en el área metropolitana está en aumento debido a la poca oferta disponible, lo que implica una mayor percepción del costo con el paso de los años e implicaciones adicionales como las limitaciones en el acceso a crédito para las personas de edades mayores.

Hoy encontramos una buena oferta de proyectos con amplios plazos para financiar la cuota inicial; el gobierno
nacional y el sector financiero presentan alternativas de crédito como UVR, tasas fijas, leasing habitacional e incentivos tributarios a cuentas AFC, deducción de los intereses pagados en los créditos hipotecarios y programas especiales como MI CASA YA que aún se encuentra vigente y a pesar de los programas que no continuaron para incentivar la compra de la vivienda del rango medio, se compensó con las actuales tasas de créditos, las más bajas de los últimos 10 años; para la vivienda de más de $112 millones de pesos, está en 10,3% mientras
que en 2009 la tasa se ubicaba en 17,2% y para 2017 era de 12,2%.

Expertos aseguran que el 2019 será el año de la consolidación económica en Colombia, las bajas tasas de
interés para crédito hipotecario y una inflación que probablemente terminara el año con un índice más bajo que en 2017, refuerzan el mejor escenario para la compra de vivienda,  es el año para la inversión en propiedad raíz en Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.